Site em Português Site på Svenska
 NAVEGAR:
 COMPRE Y VIAJE
 ¿QUÉ HACER ?








Lo mejor de Manaos y de la Selva Amazonica...!
Manaos es una metrópolis llena de contrastes, en la que se mezclan la naturaleza exuberante de la selva amazónica con un complejo industrial de alta tecnología y los vestigios del pasado glorioso, cuando el comercio internacional del caucho estaba en su apogeo. El Teatro Amazonas es el mayor símbolo del desarrollo económico de ese período, donde se presentaron famosas orquestas sinfónicas y compañías europeas de ópera.

Vacaciones / Servicios de Viaje en Manaos:
* Traslados (MAO aeropuerto / hotel / aeropuerto);

* Hospedaje en el hotel de su elección; vea abajo las opciones;
OBS: Cantidad de diarias, segun su solicitud...!
* Visita guiada - “lo mejor de Manaos” (Dur: Medio día/ 3hs).
* Paseos/actividades opcionales – consulte opciones en el link a la izquierda:

PRECIO: Consulte / Envíenos Su solicitud
NOTA: Envíenos su solicitud (fechas/itinerario completo de su viaje a Brasil), que le enviaremos sin ningún compromiso, nuestra propuesta que mejor responda a sus necesidades. Sí necesita paquetes de tour en la Selva, consulte en "Hoteles en la Selva".
Consulte a nuestros precios de paquetes según sus expectativas & necesidades
Hospedaje Ubicación Standard Comida Habitación Precio
Centro
TURISTICA
Desayuno
Standard
Consulta..!
Centro
CONFORTO
Desayuno
Standard
Consulta..!
Ponta Negra
SUPERIOR
Desayuno
Standard
Consulta..!
Ponta Negra
Primera Clase
Desayuno
Standard
Consulta..!

Toda la información de esa página está sujeta a cambios sin previo aviso. Recuerde que los precios y disponibilidad solo están garantidos a partir del momento de la confirmación de su solicitud.
Para más informaciones sobre reservas, consulte CONDICIONES

MÁS SOBRE MANAOS Y LA SELVA AMAZONICA

CÓMO ES MANAOS: Enclavada en la selva amazónica, Manaos (Manaus), capital de Amazonas, el mayor estado brasileño, es una metrópolis con casi 1,5 millones de habitantes. La ciudad, que cuenta con parques ecológicos y una serie de áreas verdes que parecen no tener fin, llama la atención por sus bellezas naturales. Es una región de contrastes, en la que se mezclan la naturaleza exuberante con un complejo industrial de alta tecnología y los vestigios del pasado glorioso, cuando el comercio internacional del caucho estaba en su apogeo. Manaos nació en la segunda mitad del XVII, con la construcción del fuerte de São José da Barra, en la ribera del río Negro, cuya finalidad era proteger la región contra invasiones extranjeras. El nombre de la ciudad es una referencia a los indios manaos, que habitaban la región. Durante muchos años, la ciudad se mantuvo prácticamente aislada. Pero a partir del siglo XIX, con el crecimiento del comercio internacional del caucho, cuya materia prima, el látex, se extraía de las seringueiras (Hevea brasiliensis) autóctonas de la selva, Manaos empezó a atraer la atención de hombres de negocios de todo el mundo. A fines del siglo XIX, la riqueza generada por la exportación del caucho financió la construcción, en plena selva tropical, de edificaciones lujosas que reproducían los estilos arquitectónicos de moda en Europa. En el Teatro Amazonas, uno de los más importantes símbolos del desarrollo económico de ese período, se presentaron famosas orquestas sinfónicas y compañías europeas de ópera. Después de pasar por un largo período de olvido, luego de la declinación del comercio del caucho, Manaos readquirió importancia económica con la instalación de un parque industrial incentivado por la implementación de la Zona Franca, en 1957. Ahora se destacan empresas de los sectores eléctricos y electrónicos, y de informática y comunicación que usan tecnología de punta en sus procesos de producción.

CUANDO IR A MANAOS / CLIMA: Llueve intensamente entre diciembre y mayo, lo que hace que las cascadas de la ciudad luzcan aún más lindas. Durante el resto del año, cuando llueve menos intensamente, aparecen las playas fluviales del Río Negro.

CÓMO LLEGAR: Por aire - Al Aeropuerto Internacional Eduardo Gomes arriban vuelos de cabotaje e internacionales provenientes de algunas ciudades de América Latina, además de los provenientes de Londres, Miami y otras ciudades.
Por tierra - El acceso terrestre desde las regiones Sur, Sudeste, Centro oeste y Nordeste del Brasil se hace hasta Belém, capital del estado de Pará. Desde allí el viaje continúa durante 96 horas por los ríos Pará y Amazonas, en barco o ferry, hasta Manaos. Una ruta asfaltada une Manaos a Boa Vista, capital de Roraima, y a Venezuela. Desde la mayoría de las localidades de la región Norte del Brasil, el viaje se hace por barco o por avión, con empresas regionales. También hay rutas que unen Manaos a las ciudades cercanas.

QUÉ HACER EN MANAOS: Disfrutar de la gastronomía local es una buena recomendación. Los ingredientes principales de la cocina regional son los pescados y vegetales amazónicos. Entre los platos preferidos se encuentran los preparados con pescados tales como tambaquí, matrinxã (mojarritas), jaraqui (sábalo), pacú, pirarucú o paiche y tucunaré o pavón, asados, guisados o fritos. En las calles de la ciudad se pueden tomar tentempiés típicos, como el tacacá, una especie de sopa preparada con tucupi (jugo de la mandioca), camarón seco, almidón de mandioca y hojas de jambu (hierba que amortigua levemente los labios). Para postre, se recomiendan las exóticas frutas locales frescas o en jugos, helados y dulces. Açaí, araçá, abacaba, cupuaçú, graviola, buriti y taperebá son algunas de las frutas de nombre sonoro y gusto inusitado.
La mayor parte de los hoteles de Manaos están en el centro de la ciudad. En Ponta Negra, frente una playa fluvial, está instalado un gran resort que tiene opciones de esparcimiento e infraestructura para convenciones. Aquellos que deseen aventurarse por la selva amazónica, pueden optar por los hoteles de selva a los que se llega en viajes en barco por el río Negro.

ATRACCIONES:
Teatro Amazonas - Es el símbolo emblemático del apogeo económico de Manaos. Tiene capacidad para 700 personas y fue construido con ladrillos europeos, cristales franceses y mármol italiano. Ya acogió a importantes compañías de ópera y teatro y orquestras internacionales.

Parque cultural, deportivo y de entretenimiento Ponta Negra - La playa de Ponta Negra, situada a 13 km del centro de Manaos, es un importante atractivo turístico de la ciudad. El complejo está compuesto por canchas de arena, ciclovía, mirador, parque infantil, puesto sanitario y una amplia peatonal con cafeterías, restaurantes y bares al paso. Desde allí se puede admirar una puesta de sol extraordinaria. El conjunto incluye también un moderno anfiteatro, con capacidad para 15.000 personas, con camarines y toda la infraestructura necesaria para la realización de conciertos y espectáculos, en especial de carácter popular.

Balnearios públicos - Tarumã, Tarumãzinho y Cachoeira das Almas, los igarapés (brazos de ríos) situados en las cercanías de la ciudad, son sitios a los que acude la población en busca de esparcimiento durante los fines de semana. En Manaos hay varios balnearios públicos o "baños", como son llamados por los habitantes locales, que últimamente se encuentran en proceso de recuperación y urbanización. También hay varios clubes particulares que admiten visitantes.

Playas y parques ecológicos - Para hacer excursiones a las playas o parques situados en los alrededores de la ciudad, a menudo es necesario usar barcos. Las playas fluviales aparecen inmediatamente después de que comienza el período de menguante de los ríos, entre agosto y noviembre. En el período de llena, que empieza en diciembre, el agua cubre la arena e inunda el monte de las riberas.

Cascada Paricatuba - Situada en la margen derecha del Río Negro, sobre un pequeño afluente, la cascada formada por rocas sedimentarias, está rodeada por abundante vegetación. Se llega por el río. La mejor época para visitarla es de agosto a febrero.

Cascada del Amor - Situada en el igarapé de Guedes, a esta cascada de agua límpida y fría solo se puede llegar en barco, y después de desembarcar hay que hacer una corta caminata en plena selva.

Playa de Tupé - Esta playa, situada a unos 34 km de Manaos, es bastante concurrida por bañistas durante los feriados y los fines de semana. Se llega exclusivamente por el río. Durante la llena del Río Negro el ancho de la playa se reduce a 20 m mientras que, en la menguante, llega a medir hasta 80 m.

Playa de la luna - Se encuentra en la ribera izquierda del Río Negro, a 23 km de Manaos. Se llega exclusivamente por el río. La playa tiene forma de luna creciente y la vegetación que la circunda es de una exótica belleza natural. Tiene una amplia extensión de arena y agua límpida y helada.

Cascada del león - Situada en el Km 34 de la ruta AM-10 (Manaos-Itacoatiara), esta cascada es un sitio agradable para pasar el día. Está permitido bañarse en la cascada. Es agua es limpia y sumamente fría.

Anavilhanas - A 100 km río arriba de Manaos, en las cercanías del municipio de Novo Airão, en el Río Negro, se encuentra Anavilhanas, el mayor archipiélago fluvial del mundo, compuesto por unas 400 islas cubiertas de selva virgen que forman un verdadero laberinto natural. En la época de sequía, el descenso de las aguas revela incontables playas de arena blanca e interesantes esculturas naturales de raíces y troncos.

Confluencia de los ríos Negro y Solimões - El “encuentro de las aguas” es un fenómeno natural provocado por la confluencia del agua oscura del Río Negro con el agua de color barro del río Solimões, que se juntan para formar el Amazonas. Alo largo de 6 km, el agua de los dos ríos corre lado a lado sin mezclarse. La causa de este fenómeno es la gran diferencia de temperatura y de velocidad del flujo de agua de cada río. El Río Negro corre a unos 2 km/h a una temperatura de 22ºC, mientras que el Solimões corre a una velocidad de entre 4 y 6 km/h y su temperatura es de 28ºC.

Jardín botánico Adolpho Ducke - El jardín botánico Adolpho Ducke, situado dentro de una reserva ecológica de 100 km², es el más grande del mundo y contiene una infinidad de especies vegetales y animales.

Parque Municipal de Mindú - Está ubicado en el área urbana, en el barrio del Parque 10 de Novembro. Fue creado en 1992 por ser un área de interés ecológico. Abarca 330.000 m2 (33 ha) de la vegetación autóctona remaneciente del municipio, y está destinado al desarrollo de actividades científicas, educativas, culturales y turísticas. Es uno de los últimos refugios que le restan al sauim-de-coleira (tamarino bicolor), un mico que solo existe en la región de Manaos y que corre riesgo de extinción. Por el parque se puede caminar con total seguridad por cuatro ecosistemas diferentes: vegetación en recuperación, vegetación de tierra firme, monte de inundación y áreas degradadas que fueron desmontadas ilegalmente en 1989. El parque cuenta con una biblioteca que tiene un centro de información sobre el medio ambiente conectado a la Internet. Tiene también estacionamiento, anfiteatro con capacidad para 600 personas, canteros de hierbas medicinales y aromáticas, orquidario, pasarela y señalización con el objetivo de desarrollar programas de educación ambiental.

Bosque de la ciencia - Situado dentro del perímetro urbano, este bosque didáctico recreativo forma parte de las dependencias del INPA - Instituto Nacional de Investigaciones de la Amazonia. La visita al local es sumamente informativa sobre el medio ambiente amazónico y, al mismo tiempo, permite pasar un rato muy agradable andando por senderos y caminos que serpentean entre la vegetación. Los principales atractivos del Bosque son: vivero de lobos de río (nutrias gigantes), tanques de manatíes (vacas marinas), edificio de las abejas, casa de la ciencia, senderos educativos, vivero de yacarés, jardín botánico, sendero elevado, fauna libre, orquidario y bromeliario.

Zoológico - Abierto al público en general, está administrado por el Ejército Brasileño y tiene unas 300 especies de animales de la fauna amazónica, entre los que se destacan los monos, jaguares, lobos de río (nutrias gigantes), víboras y serpientes, yacarés, guacamayos, tapires y tortugas.

Tropical Manaos Eco Resort - Es el hotel de lujo más grande del Brasil, situado en pleno corazón de la selva amazónica, a orillas del Río Negro. Tiene 588 habitaciones y el más amplio conjunto de servicios de hotelería, eventos, deportes, turismo y entretenimiento. Se encuentra a solo 10 km del aeropuerto internacional Brigadeiro Eduardo Gomes ya 16 km del centro de la ciudad de Manaos.

Crucero Marítimo / Iberostar Gran Amazon - Un lujoso navío, con capacidad para 150 personas, lleva los turistas en un crucero por el Río Negro y el río Amazonas con todas las comodidades y los excelentes servicios de Iberostar. El navío suelta amarras en Manos y hace escala en diversos sitios de la selva amazónica para realizar excursiones en botes que se internan en la espesa vegetación. Es una opción ideal para los que quieren aventura sin prescindir de las comodidades de un hotel de primera.


COMPRAS:

Artesanía - Los habitantes de la selva e integrantes de las tribus indígenas del estado producen objetos tales como canastas, hamacas, artículos de cocina y adornos usando semillas, lianas, fibras y madera de la región. La Central de Artesanías Branco e Silva reúne en un único espacio tiendas de artesanías y locales donde se puede disfrutar de la comida típica del Amazonas. Las artesanías producidas por los indios pueden ser encontradas también en el Museo del Indio y en la tienda Artíndia del organismo gubernamental Funai (Fundación Nacional del Indio).

Zona Franca de Manaos - Establecida como área de libre comercio con el objetivo de desarrollar la Amazonia occidental, la Zona Franca de Manaos se convirtió rápidamente en un polo de intensa actividad comercial e industrial. Allí se concentran las principales fábricas brasileñas de productos eléctricos y electrónicos, relojes, bicicletas, computadoras, juguetes, motos acuáticas, anteojos y motocicletas, que abastecen al mercado interno. Las actividades comerciales son intensas, y los negocios ofrecen productos de alta tecnología a precios razonables.